Elena y Alberto son una de esas parejas de las que te enamoras nada más oír su historia. Elena es una chica que no puede parar de sonreír, con mucho entusiasmo, en resumen….PURA VIDA. Muy enamorada de su Alberto y pensando siempre en cómo le gustaría cada detalle de su boda. Alberto una pedazo de persona, enamorado hasta las trancas de su Elena y con ganas de pasar con ella el resto de su vida. Un chico dispuesto a todo, valiente y ya lo veremos… se va a comer el mundo!!!

Apostaron por una boda rural, sencilla, pero con detalles que marcaran su personalidad. Elena quería dejar bien claro sus orígenes chinos con colores rojos, faroles y regalos tradicionales. Alberto prefirió elegir un lugar que le ha visto crecer, en familia y donde poder disfrutar con sus amigos, la Finca el Nogal.

Nos encanta que hayan contado con nosotras y nos dejaran prepararles este photocall tan divertido con una antigua bañera y mucho color que contrastara con lo rústico.

Esperamos que les guste tanto como a ellos y que vean cómo adaptamos los detalles a los gustos y su forma de ser. Creamos a partir de sus ilusiones y de cómo desean sentirse ese día. Proyectamos cómo quieren que sus invitados se sientan en el día de su boda 😉

¡Felicidades chicos!

 

_H8A7961 _H8A7959 _H8A7931 _H8A7928  12063371_624284677711992_9132140614857134505_n

_H8A7921          _H8A7908  _H8A8012_H8A7796    _H8A8037     _H8A8033
 _H8A8097_H8A8087                          _H8A8250 _H8A8314 _H8A8322

 

Fotos: Adrián Brito