Y desde hace poco más de un mes soy el nuevo miembro de la Dulce Compañía, aunque llevo poco tiempo por aquí puedo asegurar que conozco todos los secretos de este lugar, y que mi vida no se porque pero presiento que tendrá mucho que ver con todo esto del diseño, los eventos, los fotomatones y todas estas cosas tan chachis con las que estas dos  loquitas que tengo la suerte de tener por mala-madre y  por buena-tía andan tramando cada día para alegrarle la vida a todo el que se pasa por aquí.

Hoy mismo se me ocurrió venir 5 minutos a saludar y acabamos pasándolo genial con estas fotos tan divertidas que de buenas a primera se les ocurrió hacerme, y es que no necesitan más que mi mantita favorita, mi cojin de guitarra, otra de sus locuras, un sombrero del Fotomatón y un abanico para hacerme vivir las situaciones más disparatadas.

image5 (2)

Igual me convierto en el roquero más duro…

image3 (2)

…que me pongo muy flamenco, y en que algo se me tenia que pegar.

image4 (2)

Como a mi papá me gusta mucho el fútbol

image2 (2)

y soy el rey de los mares…

image1 (2)

aunque todavía  me falta un poco de practica… ¡Qué alguien me saque de aquí!

Y es que esto de ser un chachibaby no es tarea fácil pero me lo paso pipa, así que lo tengo claro, la Dulce Compañía es mi lugar favorito del mundo.